martes, 21 de agosto de 2012

Super Llopis y otras ediciones dentro de España

Nada más crearse Ediciones B en 1987 la editorial intentó abrir un mercado de cómics en lengua catalana. Para los personajes clásicos de Bruguera creó la colección Mestres de l'Humor, la traducción del formato Magos del Humor (álbumes de 48 páginas en tapa dura), que recogerían las historietas de Mortadel·lo y Filemó, Zipi i Zape y Super Llopis. Entre todos se acabarían publicando 26 álbumes hasta 1991 de los cuáles sólo tres serían de Superlópez. Por estos tomos se puede uno imaginar que hubo el mismo problema que en la edición alemana: ajustar los cómics de 62 páginas en álbumes de 48. Puede que por eso saliesen tan pocos Magos del Humor y por tanto tan pocos cómics traducidos al catalán...

Por ejemplo, del primer álbum se eliminaron las historias de la Maza y Morgana la bruja. En el segundo álbum faltan las historias ¡El Supergrupo en Acción! y Las Vacaciones del Supergrupo, que acabarían saliendo en el tercer álbum, en el que de ¡Todos contra Uno, Uno contra Todos! faltan la mitad de los capítulos. Atención a la portada del tercer tomo porque el "Super" está escrito con tilde.





Hasta 2005 Superlópez no se volvería a editar en catalán, aunque en este caso fuese realmente un álbum publicado en Andorra. Se trataba de una edición de 1000 ejemplares de Las Montañas Voladoras que se distribuyó de manera gratuita en la Parroquia de Canillo (Principado de Andorra). El nombre del personaje se mantuvo en el Superlópez original y la traducción estuvo a cargo de Maria Dolors Alibés i Riera.



En 2010 se publicaría en otra lengua autonómica, en este caso el gallego. La editorial Cerditos de Guinea decidió publicar A Caixa de Pandora con una nueva contraportada dibujada por Jan. De la traducción se encargó María Otero Porta.




Unos pocos años más tarde, en 2014, de nuevo Superlópez vuelve a hablar en catalán. En esta ocasión la iniciativa proviene del ayuntamiento de la localidad de Ripoll en la que se ambienta Asalto al Museo. La edición corrió a cargo de Jordi Coll y en la traducción colaboró el conservador del museo, Florenci Crivillé, amigo personal de Jan. Tras una reserva de ejemplares en la que se adelantaron 10 euros de los 15 que costaba cada tomo, se pudieron publicar 250 ejemplares numerados y firmados por Jan del álbum titulado ahora como Estranys Al Museu De Ripoll. La edición contiene además dos prólogos, uno del alcalde de Ripoll, Jordi Munell, y otro del conservador del museo.